¿Cuáles son los factores críticos para aumentar la productividad minera?
16616
post-template-default,single,single-post,postid-16616,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
 

¿Cuáles son los factores críticos para aumentar la productividad en minería?

¿Cuáles son los factores críticos para aumentar la productividad en minería?

En Enero se lanzó el informe “Revisión de la Política de Transformación Productiva en Chile” desarrollado por la OCDE. Su diagnóstico corrobora la baja de productividad de la industria a nivel nacional y la importancia de la innovación dentro del sector.

En este informe se destaca el deterioro en las leyes de mineral de cobre y un alza en la intensidad de energía como principal causantes de una baja en productividad, llegando a un promedio de 4,7% entre 1993 y 2015. Por otra parte, no deja de generar preocupación la inmensa diferencia en el tiempo destinado al movimiento de mil toneladas de mineral, llegando a 67 horas en las faenas locales, más del doble del promedio de 30 horas en las faenas con mejores prácticas en los países de referencia mundial (Canadá, Australia, Suecia y Estados Unidos).

A lo anterior se suma el análisis realizado del valor agregado de las exportaciones mineras. Mientras que los servicios representan el 35% del valor agregado de las exportaciones mineras para Nueva Zelanda y Suecia, en Chile el valor agregado de las exportaciones muestra un 23% para el 2014, bajando 7% con respecto al año 2000. Para el caso de la economías emergentes como Sudáfrica y Perú, se observa una aumento como lo refleja el siguiente gráfico:

Figura 1: Servicios de valor agregado en minería y cantera en exportación bruta, Chile y países seleccionados, 2014.
                     Fuente: OCDE (2018), “ Revisión de Políticas de Transformación Productiva en Chile”, p.126.

¿Qué ocurre en Chile en materia de innovación?

Para el caso de Chile, sin duda se han estado desarrollando avances importantes dentro del sector a través de instituciones públicas y privadas destacando el programa Alta Ley donde se definió el roadmap de la industria para el 2035. A pesar de estos avances, Chile sigue teniendo una baja inversión en I+D con respecto a los países desarrollados, como lo muestra la siguiente figura:

Figura 2: Chile detrás de países líderes en innovación minera
Fuente: OCDE (2018), “ Revisión de Políticas de Transformación Productiva en Chile”, p.125.

Bajo estos bajos resultados, la OCDE nos da la recomendación de invertir en Investigación y Desarrollo a través de una alianza público-privada. A modo de ejemplo, la organización internacional señaló el trabajo realizado entre las empresas de minería y metalurgia suecas para desarrollar la automatización logrando tener la mina más automatizada del mundo en Garpenberg. Otro ejemplo es el programa de innovación de minería e industria metálica en Suecia (STRIM). Este programa está compuesto por el gobierno, empresas, universidades y municipalidades donde financian en conjunto proyectos pilotos a lo largo de toda la cadena de valor de la minería.

Para lograr mejorar estas estadísticas,  consideramos dos factores como los decisivos al momento de implementar tecnología y avanzar hacia la minería 4.0. 

Estos son:

  • Considerar el riesgo como parte de la innovación.
  • Desarrollo de tecnología pensada para todos los usuarios.

 

Aversión al riesgo, el enemigo de la innovación

La aversión al riesgo es una realidad dentro de la industria y que ha sido un detonante en la baja de desarrollo de Innovación y tecnología en el sector.

No es ninguna novedad que la causa principal que explica la  aversión al riesgo en invertir en nuevos proyectos tecnológicos  es la incertidumbre de precios de los metales, factor que no es controlable, lo que ocasiona una suerte de conservadurismo en la toma de decisiones. Como señala Diego Hernández, presidente de SONAMI “las compañías mineras suelen usar tecnología probada y que no hay mucho apetito al riesgo” (en el marco del seminario Acelerando la innovación como fuente de prosperidad en la minería).

Otra causa por el cual la industria minera no tiende a considerar soluciones o procesos innovadores en su modelo de negocio es por “la cultura laboral resistente a la innovación”, como señala el presidente del programa Alta Ley, Mauro Valdés.

Bajo nuestra perspectiva ambas justificaciones pueden tener una solución para el mediano plazo. En primera instancia, considerar el precio del metal como el mal imperante dentro de la industria es no lograr mirar por encima de la ola y hundirse. El negocio debe considerar un modelo de negocio enfocado en bajos costos, con métricas que logren apuntar a la eficiencia operativa y controlar los cuellos de botella que limitan la capacidad productiva.

Para llevar a cabo esto, hay que considerar, por un lado, políticas que incentiven a la eficiencia productiva, tales como disminución de sueldos elevados y , por otro lado, el uso de tecnología como principal herramienta de apoyo para el levantamiento y análisis del ciclo productivo.

En segunda instancia está la resistencia al cambio, la cual debe combatirse a través de un proceso de gestión de la innovación enfocada en todos los usuarios. A continuación se presenta un caso de implementación tecnológica en la productividad donde se observa el proceso de gestión del cambio como estrategia clave.

Integración tecnológica en el proceso productivo

Un ejemplo a considerar como integración de tecnología al proceso productivo es el sistema de control de producción, MT Loops implementado en la mina subterránea más grande del mundo. Este sistema actualizó la planificación que se estaba llevando a cabo en la faena disminuyendo los costos de coordinación entre operadores y salas de control y aumentando la visualización y monitoreo de la productividad a través del análisis de datos.  Además permitió jerarquizar las principales demoras e interferencias que detienen las palas y camiones de marina obteniendo la información de los principales cuellos de botella para cada mina.

Cabe señalar que para lograr una implementación exitosa, el camino estuvo enmarcado de desafíos y aprendizajes lo que nos llevó a considerar dos factores críticos de éxito:

  • Implementación flexible según el modelo de negocio del cliente
  • Desarrollo de la solución considerando la opinión de todos los usuarios del sistema con el propósito de lograr un uso efectivo.

 

Este último factor tiene particular relevancia al momento de implementar tecnología, ya que, si no se consideran todos los involucrados con el sistema, puede llevarse un uso indebido de éste, destruyendo el proceso de innovación e inversión realizada. Por lo tanto, un proceso de comunicación y entendimiento de la cultura laboral de cada cliente es uno de los principales desafíos al momento de incorporar nuevas implementaciones tecnológicas.

Conclusión – Aumentar el proceso de innovación a través de la colaboración.

En conclusión, bajo este informe es claro percatarse del déficit del desarrollo de innovación en el sector minero como principal causante en la baja de productividad. Las causas se remiten hacia la cultura reticente a ver el riesgo como oportunidad, lo que genera una barrera en torno a la creación de valor de la industria.

Para lograr aumentar la productividad es necesario que las empresas logren compartir el riesgo a través de un proceso de trabajo en conjunto, con esto se quiere lograr promover las ventajas comparativas que tiene nuestro país fomentando el aprendizaje tecnológico de manera colectiva.